Tel: 954 62 79 66 Fax: 954 61 22 95 | E-Mail: sevilla@cnae.com



Una de las claves es la Distancia de Seguridad

Cuando el coche que va delante pase por un punto, cuente «mil ciento uno, mil ciento dos»; si no ha llegado, la separación es correcta.

La normativa exige mantener una distancia de seguridad con el coche que nos precede para detenernos a tiempo ante una emergencia. Por no guardar esa separación, solo en 2012 se registraron cerca de 20.000 accidentes con víctimas, el 23,7 por ciento del total, en los que fallecieron 165 personas, 1.115 resultaron heridas graves y 30.998 leves.

Las variables que determinan cuál es la distancia adecuada son, fundamentalmente, la velocidad a la que se circula y, en menor medida, la capacidad de frenado del coche y los reflejos del conductor, cuyo tiempo medio de reacción es de un segundo.

En el intervalo que tardamos en reaccionar, el coche sigue desplazándose sin que hayamos hecho aún nada por detenerlo. Es lo que se denomina distancia de reacción: recorrerá 25 metros por segundo a 90 km/h; 33 metros a 120 km/h; o 39 metros por segundo si vamos a 140 km/h. Y a la distancia de reacción habrá que sumar otra, la de frenado, lo que recorre cada coche, en función de sus características (frenos, neumáticos...) y del estado del pavimento hasta que la acción del freno lo para.

Sumadas ambas, obtenemos la distancia total de detención: sobre suelo seco, 61 metros a 90 km/h; 98 metros a 120 km/h, o lo que es lo mismo, el equivalente a un campo de fútbol; ó 126 metros si la velocidad es de 140 km/h.

Cuestión de segundos

¿Cómo saber que mantenemos la distancia adecuada? Resulta poco intuitivo calcular a ojo una determinada distancia, y más en movimiento. Para unificar variables relacionadas con el conductor y el vehículo, se considera fiable mantener una distancia de seguridad equivalente a 2 segundos; ó 3 segundos con lluvia. Y más aún con nieve o hielo.

Para ello, la clave estriba en saber estimar la duración de 2 segundos, algo que puede resultar más intuitivo que calcular una determinada distancia.

Siga estos pasos: busque un punto fijo en la carretera, una señal, una farola...; cuando el coche que le precede llegue a ese punto comience a contar el equivalente a 2 segundos («mil ciento uno, mil ciento dos»). Si cuando termine de contar ya ha superado ese punto es que va demasiado cerca del que le precede y debe aumentar la distancia de seguridad. Ajuste entonces su posición hasta lograr la separación adecuada.

Escribe un comentario

DEBES ESTAR LOGADO PARA ESCRIBIR UN COMENTARIO A LA NOTICIA